0

Europa cruza el Rubicón

La llamada "Política europea de vecindad" ha sido, hasta el momento, algo curioso. Se habla mucho de ella en la Unión Europea, pero el efecto en la práctica es menor. Había sido pensada como una alternativa para la cantidad siempre creciente de rondas de acceso, digamos, vinculadas con los países al sur del Cáucaso. Pero la guerra en el Líbano y sus consecuencias causaron un cambio repentino y esencial en la búsqueda ociosa de esta política.

La guerra del Líbano sirvió como un duro recordatorio para la Unión Europea de que tiene "intereses estratégicos" -intereses, esencialmente, de seguridad- y que, si elige ignorarlos, el precio será alto. Es más, la división de mano de obra entre Estados Unidos y Europa no está funcionando bien en los términos comprobados del pasado: la guerra en curso en Irak está erosionando las capacidades militares de Estados Unidos y resultó en una crisis de legitimidad moral y política de Estados Unidos en todo el mundo árabe/islámico.