7

La independencia energética en un mundo interdependiente

CAMBRIDGE – Cuando el Presidente Richard Nixon proclamó, a comienzos del decenio de 1970, que quería garantizar la independencia energética nacional, los Estados Unidos importaban la cuarta parte de su petróleo. Al final del decenio, después de un embargo del petróleo árabe y de la revolución iraní, la producción nacional estaba reduciéndose, los americanos estaban importando la mitad del petróleo que necesitaban a un precio quince veces mayor y estaba generalizada la opinión de que el país estaba quedándose sin gas natural.

Las crisis energéticas contribuyeron a una combinación letal de estancamiento del crecimiento económico e inflación y todos los presidentes de los EE.UU. posteriores a Nixon han proclamado igualmente la independencia energética como objetivo, pero pocas persones se han tomado en serio esas promesas.