6

El problema que representa Europa para los mercados emergentes

PARÍS – De Hong Kong a Sao Paulo hay un tema que predomina sobre todos los demás entre los grandes inversionistas: Grecia. ¿Permanecerán los griegos en la eurozona? ¿Qué le sucederá a la Unión Europea y a la economía global de no ser así?

Hasta hace poco, Europa era una especie de espejo que confirmaba a las principales economías emergentes la naturaleza espectacular de su propio éxito. Podían contrastar sus elevadas tasas de crecimiento con los altos niveles de deuda de Europa. Podían comparar su “energía positiva” con el pesimismo que prevalecía en Europa. Estaban más que dispuestas a recomendar a Europa que trabajara más y gastara menos, a medida que un orgullo legítimo se mezclaba con un comprensible deseo de ajustar cuentas históricas y mitigar los legados de sumisión y humillación colonial.