3

Asesoramiento conyugal para los Estados Unidos y China

BEIJING – No cabe la menor duda de que China se ha beneficiado del sistema mundial creado y apoyado por los Estados Unidos. De hecho, el viaje de Richard Nixon a China en 1972 abrió la puerta para que este país regresara a la comunidad internacional.

La mayor parte de los dos decenios siguientes fueron una luna de miel para las relaciones chino-americanas. En el frente económico, los EE.UU. no sólo concedieron a China la condición comercial de nación más favorecida, sino que, además, toleraron la concepción mercantilista del comercio internacional y las finanzas, sobre todo su régimen dual de tipos de cambio. En el decenio de 1990, siguieron ampliándose los vínculos económicos bilaterales. El apoyo americano a la integración de China en el sistema mundial llegó a su culminación con la adhesión del país a la Organización Mundial del Comercio en 2001. Desde entonces, las exportaciones de China se han multiplicado por cinco.