0

La fuerza esclava de China

Cuando se descubrió que una fábrica de tabiques manejada por el gobierno en el municipio de Hongdong en la Provincia de Shanxi utilizaba esclavos, me vino a la mente un famoso episodio de una ópera de Beijing. En esa ópera, una prostituta de nombre Su San, después de haber sido sentenciada a muerte, suplica piedad a transeúntes indiferentes mientras la llevan con grilletes por las calles principales de Hongdong.

Cuando uno accede a la página de Internet del gobierno del municipio no hay mención alguna de la existencia de esclavos o de niños obreros en la fábrica de tabiques. Todo lo que se puede ver son presentadores de televisión nacional que muestran a personas sonrientes que han regresado a Hongdong en busca de sus raíces y a rendir homenaje a sus ancestros. También hay informes de visitas de altos funcionarios a Hongdong.