0

Un ataque a la OEA

CIUDAD DE MÉXICO – Estas últimas semanas han sido desafortunadas para América Latina. Además de los enormes terremotos que azotaron a Haití y Chile, una muerte provocada por una huelga de hambre en Cuba y la represión creciente contra los derechos humanos y la oposición en Venezuela también han sacudido a la región.

Para empeorar la situación, la región también ha presenciado un intento superficialmente absurdo, aunque realmente peligroso, de los países de la ALBA  –Cuba, Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Paraguay- para crear, con la aquiescencia de México, Brasil y Argentina, una organización regional con la exclusión de los Estados Unidos y Canadá. La esperanza es que este nuevo grupo sustituya en última instancia a la Organización de los Estados Americanos.