1

El momento G-Cero de Estados Unidos

NUEVA YORK - La crisis financiera de 2008 marcó el fin del orden mundial tal como lo conocíamos. Ya cercanos a la próxima cumbre del G-8, es imposible pasar por alto el hecho de que, por primera vez en siete décadas, Estados Unidos no puede manejar la agenda internacional o dar liderazgo mundial en todos y cada uno de los más acuciantes problemas de la actualidad.

De hecho, ha limitado su presencia en el extranjero al negarse a contribuir a un rescate de la eurozona, intervenir en Siria o usar la fuerza para contener el desarrollo nuclear de Irán (a pesar del decidido apoyo israelí). El presidente Barack Obama terminó oficialmente la guerra en Irak y está retirando tropas estadounidenses de Afganistán a un ritmo limitado sólo por la necesidad de salvar las apariencias. Estados Unidos está entregando la batuta del liderazgo, incluso si ningún otro país o grupo de países está dispuesto o es capaz de tomarla.