0

EMBARGOED UNTIL SUNDAY, JULY 5

por Kofi Annam

Nueva York – La recesión económica global se ha traducido en una crisis del desarrollo para África, reveladora de la vulnerabilidad del continente no sólo a la contracción económica sino también al cambio climático. La alteración de los patrones climáticos ya está afectando las vidas de millones de africanos, al reducir la seguridad alimentaria, facilitar la propagación de enfermedades como la malaria y gatillar migraciones masivas. El sustento y las vidas de millones de personas se encuentran amenazados.