0

La democracia en peligro de África

NUEVA YORK – En las elecciones presidenciales del Senegal, que se celebrarán el 26 de febrero, está en juego el futuro de una de las democracias más antiguas de África. El Presidente saliente, Abdoulaye Wade, antes destacado defensor de la democracia, ha pasado a ser, cuando cuenta casi noventa años de edad, su sepulturero.

Desde que tomó posesión de su cargo en 2000, Wade ha estado trasteando peligrosamente con la Constitución del Senegal. De los quince cambios que Wade hizo en la Constitución, diez de ellos debilitaron la democracia; los otros fueron erráticos, si no estrambóticos. Por ejemplo, en determinado momento Wade abolió el Senado, pero lo reinstauró después de comprender que se podía utilizar para recompensar a aliados políticos. Asimismo, redujo la duración del mandato presidencia de siete años a cinco, pero después restableció los siete años.