0

Afganistán está perdido sin una mejor gobernancia

NUEVA YORK – Estados Unidos y sus aliados afganos y de la OTAN han demostrado un progreso inequívoco en Afganistán este año. La actual campaña en Marja, el arresto del mullah Abdul Ghani Baradar y dos “gobernadores en las sombras” talibanes en Pakistán y el reciente ataque con aviones teledirigidos que tuvo como víctimas a altos líderes de la red Haqqani afiliada a Al Qaeda son todos pasos claros en la dirección correcta.

Sin embargo, no importa qué más progresos se hagan, Estados Unidos y sus aliados no pueden triunfar en Afganistán a menos que lo haga el gobierno afgano –y ese gobierno está avanzando en la dirección equivocada-. A menos que esto cambie, todos los otros esfuerzos en definitiva serán en vano y los niveles actuales de compromiso internacional en Afganistán se volverán injustificables.