Tuesday, July 29, 2014
Exit from comment view mode. Click to hide this space
2

¿Una solución verde substitutiva de la austeridad?

OXFORD – Aunque la austeridad en Europa afronta una resistencia social cada vez mayor, en principio tiene el mérito de la sencillez. A medida que se intensifica el debate sobre la consolidación fiscal frente al crecimiento, está claro que no hay unanimidad ni mucho menos sobre cómo hacer arrancar la economía, aparte de poner en marcha grandes planes de estímulo.

Una idea es la de que la tecnología ecológica podría contribuir a un círculo virtuoso de innovación y empleo. Para algunos, el crecimiento verde evoca un campo cubierto de molinos de viento y tejados urbanos cubiertos de paneles solares, pero es algo más que eso. Por ejemplo, cuando Airbus substituyó el moldeado por inyección por la impresión 3D para producir las bisagras metálicas de las puertas de sus aviones, redujo su peso a la mitad, lo que brindó ahorros fenomenales de material y el correspondiente consumo de combustible a lo largo de toda una vida de vuelos por todo el mundo con esas bisagras.

Aun así, es más fácil encontrar anécdotas apasionantes que mostrar cómo pueden contribuir en conjunto a la revitalización de toda una economía. Además, hay una gran diversidad de relatos sobre la economía verde… y es probable que se intensifique su proliferación.

En el próximo mes de junio, miles de activistas, encargados de formulación de políticas y hombres de negocios convergerán en Río de Janeiro para la tercera y gigantesca Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), cuyo tema es la economía verde. En ella se expondrán nuevos argumentos sobre los empleos, el crecimiento, los aumentos y las reducciones de costos, los cambios de valores, las opciones de los consumidores resultantes de la ecologización: verde esto y verde lo otro.

Como coautor de A New Growth Path for Europe (“Una nueva vía de crecimiento para Europa”), informe encargado por el Gobierno de Alemania, soy culpable de haber contribuido a esa cacofonía de perspectivas complementarias sobre el crecimiento verde. La Fundación Europea por el Clima ya había publicado su Roadmap 2050. A Practical Guide to a Prosperous, Low-Carbon Europe (“Hoja de ruta para 2050. Guía práctica para una Europa próspera y con menores emisiones de carbono”). Desde entonces, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha hecho público su Green Economy Report(“Informe sobre la economía verde”); McKinsey ha escrito sobre Resource Revolution (“La revolución de los recursos”) y el Consejo Internacional de Sindicatos ha publicado Growing Green and Decent Jobs (“Ecologización y empleos decorosos”)… por citar sólo unos pocos.

Todos ellos adoptan planteamientos algo diferentes y ofrecen recomendaciones diferentes, por lo que a las autoridades les resulta difícil ver el bosque por entre los árboles, y en la raíz de esa multiplicidad de perspectivas se encuentran los esfuerzos de la ciencia para explicar cómo hacen el crecimiento y la innovación avanzar una economía en conjunto. Los modelos macroeconómicos de los que dependen los encargados de la formulación de políticas son instrumentos sólidos en épocas de evolución suave y progresiva, pero la ecologización no equivale a un cambio gradual.

Por ejemplo, el objetivo de la Unión Europea de lograr una reducción del 80 por ciento en las emisiones de los gases que provocan el efecto de invernadero de aquí a 2050 entraña una completa revisión de las infraestructuras de la UE en pocos decenios. No se debe considerar que la incapacidad de los economistas para modelar un cambio tan rápido y radical sea una condena de esa disciplina; es simplemente un reflejo del estado de nuestros conocimientos y de que la economía es muy –pero que muy– complicada. Sencillamente, no tenemos aún ideas suficientemente precisas sobre las relaciones mutuas de todos sus elementos durante las épocas de cambios transcendentales, ya se trate de una crisis financiera o de una aceleración del crecimiento.

Sin embargo, todos los estudios del crecimiento verde antes citados parecen brindar esas explicaciones. Así, pues, ¿qué es lo que nos dicen en realidad?

En la práctica, cada uno de ellos se limita a uno o dos aspectos de la economía y describe sus relaciones mutuas. Growing Green and Decent Jobs examina la relación entre la inversión y los puestos de trabajo. A New Growth Path for Europe examina los efectos de las esperanzas abrigadas y del aprendizaje en la práctica. Roadmap 2050 se centra en la ecologización del sistema eléctrico. Después los autores hacen un acto de fe para deducir conclusiones sobre la economía en conjunto.

Pero, si bien el valor de esos estudios radica en la luz que arrojan sobre las partes, los titulares consiguientes versan invariablemente sobre el conjunto, articulado desde el punto de vista del PIB y los puestos de trabajo. Cada de uno esos estudios describe una parte de una economía verde, pero ninguno de ellos puede reflejar el conjunto: no porque sean deficientes, sino porque es algo que, sencillamente, supera nuestra capacidad.

Ahora bien, el hecho de que no se pueda demostrar de forma concluyente cómo funcionará el crecimiento verde no significa que debamos desechar la idea. La Historia nos enseña que las oleadas de innovación, desde la máquina de vapor hasta la revolución de la información y las comunicaciones, han propiciado aumentos espectaculares del crecimiento económico. No podemos demostrar que una oleada de innovación medioambiental vaya a tener el mismo efecto, pero los estudios de las partes hacen pensar que semejante resultado es muy probable.

Como seres humanos, estamos extraordinariamente dotados para adoptar decisiones a partir de información ambigua: de hecho, lo hacemos constantemente. Cuando elegimos una carrera o un cónyuge en nuestra vida privada o cuando un político aprovecha una oportunidad a partir de una plétora de posibilidades, la tarea inmediata consiste siempre en adoptar decisiones trascendentales a partir de información imperfecta.

Una gran pila de informes sobre el crecimiento verde demuestra la verosimilitud de esa vía a la recuperación a partir de una crisis económica de dimensiones históricas. Ahora nos corresponde a nosotros hacer realidad esas posibilidades. El crecimiento verde ofrece una opción substitutiva realista al tambaleante planteamiento de la austeridad para superar la actual crisis económica actual. Las autoridades deben incluir esas ideas en el relato sobre la “superación de la austeridad” que está cobrando forma en un número cada vez mayor de Estados miembros más importantes de la UE.

Traducido del inglés por Carlos Manzano.

Exit from comment view mode. Click to hide this space
Hide Comments Hide Comments Read Comments (2)

Please login or register to post a comment

  1. CommentedZeger De Vries

    Every 'green' initiative always has implicitly great potential, in theory. And however clever replacing austerity with the 'greening' of the economy may be, it really is a non-starter as long as the European governments will not agree on a commitment to return the EU to economic growth. For that to happen some financial issues seem to have to be solved and out of the way and some money will have to be found to get the idea on the road... So I hesitate to throw this 'plan' in to the trash can straight away - the present economic system will have to be overhauled at some point in the future as far as sustainability is concerned - but it does seem a little far fetched under the present circumstances.

  2. CommentedAlvaro Cedeno

    Great article, very informative and motivational for global leaders.

    Given the global environmental constraints, humanity is quickly growing aware of the collision course between available natural resources and rate of consumption. This leads to the search for innovation that is not only novel, but that also transforms the conflict effectively.

    The kind of innovation that the world urgently needs is one that leads industry, technology, economy and culture towards regeneration of natural ecosystems, constructively moving away from business-as-usual degradation.

Featured